ahus

Agustina Ros

Mi nombre es Agustina Ros Niveyro, nací y crecí en Misiones, Argentina. A los 7 años comencé a incursionar en el mundo del arte con mi primer Maestra de plásticas en su taller. Aprendí tanto técnica como teoría, perdiéndome en los libros de historia del arte.

Anillo Agustina Ros
Durante mi adolescencia seguí cultivándome en el área, hasta finalmente inscribirme en la carrera de artes visuales en la Universidad del Museo Social Argentino, en Buenos Aires. Allí continúe mi crecimiento en dibujo, pintura, escultura, gravado. Pero nació en mí la necesidad de volver a mi tierra para incorporar raíces en mi desarrollo artístico.

En Misiones, trabajé en un taller de Artes del Fuego, hasta que por curiosidad descubrí el trabajo del vidrio a la llama. Para aprender a cerca de esta técnica viajé a Barcelona y conocí a mi segundo maestro, el gran vidriero Ferran Collado, quien me sumergió de lleno en el mundo del vidrio. Ya en Argentina, comencé a producir joyería en vidrio hasta toparme a través del Programa de Diseño Activo de la Nación, con Francisa Kweitel, mi hada madrina en la joyería contemporánea, con quien desarrollamos una colección de piezas únicas que fomentaron mis capacidades de diseño, creatividad, resolución, aportando una mirada sensible y propia.

Anillo Agustina Ros 2
Para seguir mi formación, me esperan dos cursos increíbles con los artistas Sullen Fowler y Simone Crestani, en las instalaciones de Corning Museum of Glass.

Y asi, continuo…

Mi obra puedes verla en http://agustinaros.com/:

Mi búsqueda estética, fue como una pregunta con la que nacemos que nos inquieta, nos da vueltas, nos hace cuestionarnos sobre lo que nos rodea. Y fue ella la que me incentivo al movimiento y moldeo mi pensamiento y generó en mi la necesidad de liberar, exteriorizar, para encontrar en el afuera, en el otro, en su reacción la respuesta a todo aquello, que es mi todo, mi único anhelo.

Formas Agustina Ros
Mi proceso artístico comienza en el encuentro con la materia y la técnica con las que logre forjar el puente a mis ideas. El vidrio me tiene capturada entre sus capas de translucidez infinita, al moldearlo lo acompaño sutilmente a transformarse en aquello que quiero, que me permite, en el que ambos estemos de acuerdo. Y todo mediante el fuego, mi elemento por naturaleza, aquel que me representa y con quien más me entiendo.

Finalmente transformarlo en joyería, una pieza que juega con el cuerpo de quien lo lleva, aquello que lo hace único, desde su proceso creativo hasta su final utilitario y artístico.

Leave a Comment